El-boceto-en-peligro-de-extincion-estudio-creativo

El boceto en peligro de extinción.

Muchos de vosotros sois diseñadores gráficos, y aunque este artículo es para todo el mundo, está dirigido sobre todo a vosotros, los diseñadores.

El arte aplicado al comercio.

El diseño gráfico viene del arte, como comenté en el artículo “todo lo que deberías saber sobre los carteles”. Mucha culpa de que nuestro oficio sea como es la tiene la Escuela Bauhaus, te recomiendo leer nuestro reportaje dedicado a este templo del diseño gráfico. Como aplicación laboral y comercial de una tendencia artística, el diseño gráfico tiene muchas cosas en común con cualquier otra variante artística.

  1. Trabajamos con formas y colores.
  2. La estética y la belleza son primordiales.
  3. Requiere de una técnica con las herramientas.
  4. Precisa capacidades artísticas.
  5. El simbolismo y la iconografía están muy presentes.
  6. Retratamos esencias e ideales.
  7. Utilizamos bocetos para idear nuestros proyectos.

Y es en el punto 7 donde me quiero parar hoy y explicar el momento en el que nos encontramos:

Cando comencé en esto del diseño, allá por 1.998, los Apple todavía eran algo exclusivo de las empresas y las escuelas, y muchos diseñadores venían de la gráfica tradicional, es decir, dibujos, tipografías a mano, collages, etc. Y muchos de los trabajos finales no pasaban nunca por un ordenador hasta llegar a la fotomecánica. Por aquel entonces, los diseñadores gráficos eran un gremio reducido. Dibujantes, pintores, ilustradores, componían sus filas, ya que se precisaba de una gran capacidad pictórica para desempeñar esta labor.

Los bocetos eran parte del trabajo final. Empezaban dibujando a mano alzada en una lámina, la cual, tras unos cuantos procesos se convertía en el trabajo encargado.

Han pasado 16 años. Las cosas han cambiado. Hoy los Apple los tenemos, incluso, en nuestros bolsillos. Los pinceles, los portaminas, los carboncillos, ya no son, en la mayoría de los casos, herramientas de los diseñadores. Ahora tenemos tabletas gráficas, tabletas táctiles, incluso móviles, con aplicaciones para diseñar. El tiempo pasa mucho más rápido (tengo un cliente y amigo que está convencido que los días ahora tienen 21h.) las prisas son mayores, ¿por qué? Porque hemos aceptado este nuevo ritmo. Los diseñadores somos muchos, demasiados en algunos lugares, y los no diseñadores que trabajan como tales, todavía muchísimos más.

El proceso de producción ha cambiado, se ha acelerado, se han eliminado ciertos pasos y por lo tanto ha dejado de ser algo manual y me atrevería a decir que artístico en algunos casos. Y yo mismo soy prueba de ello. Muchos de mis trabajos no pasan por la fase previa del boceto, por eso hablo con conocimiento de causa.

El-boceto-en-peligro-de-extincion-estudio-creativo-001

¿Por qué ocurre esto?

La ley de la oferta y la demanda nos da, lamentablemente, otro punto de vista de nuestra vocación. Si tenemos poco tiempo y poco presupuesto para hacer un trabajo, vamos a sintetizar, y vamos a buscar la rentabilidad. El primer proceso que se deja fuera en estos casos es precisamente el que estamos tratando hoy: El boceto.

Pero, ¿Qué ganamos haciendo el boceto?

  1. Mayor creatividad. El dibujo es una herramienta vital en el proceso creativo.
  2. Mayor flexibilidad. Por muy bien que manejemos un ratón, como la mano jamás.
  3. Mayor personalización. No es lo mismo dibujar algo que utilizar recursos ya creados.
  4. Más humanización. Con el ratón nos vamos a las formas básicas, con un lápiz no.
  5. Fases más definidas. Con el lápiz empezamos con las formas antes que con los colores.
  6. Mayor eficacia. Si dedicamos el tiempo necesario, el resultado será mejor.
  7. Más vocación. Dejaremos de parecer autómatas y trabajaremos de aquello que nos apasiona.

El tiempo dedicado a un proyecto es proporcional a la calidad del mismo.

En definitiva: somos diseñadores porque nos gusta trabajar con las formas, con los colores. Nos gusta que nos digan: “qué bonito ha quedado”, cosa que no le suelen decir a los mecánicos, por ejemplo. Nos gusta sentirnos artistas porque por esa razón hemos escogido esta profesión. Por lo tanto, no nos dejemos llevar por las prisas de los mercados. No rompamos nuestro proceso creativo y no automaticemos nuestros procesos.

Soy consciente de que muchas veces no nos queda otro remedio, pero intentemos realzar los valores de nuestra profesión, y entre todos, ayudemos a los clientes a comprenderlo, a no pedir las cosas para ayer, ya que hoy estoy haciendo el boceto, y ese boceto, ayudará a que su encargo sea muchísimo mejor.

Y no olvidemos el boceto porque si no tendremos que empezar a bocetar de nuevo nuestra profesión.


David Carreño
David Carreño
Responsable de las campañas publicitarias, interiorismo y marketing. Asesor creativo.



  • SEBA

    El acto humano de diseñar no es un hecho artístico en sí mismo, aunque puede valerse de los mismos procesos en pensamiento y los mismos medios de expresión como resultado; al diseñar un objeto o signo de comunicación visual en función de la búsqueda de una aplicación práctica, el diseñador ordena y dispone los elementos estructurales y formales, así como dota al producto o idea de significantes si el objeto o mensaje se relaciona con la cultura en su contexto social.

    NO SOMOS ARTISTAS !!!! NO

    • David Carreño Álvarez

      Hola Seba. Lo primero darte las gracias por tu aporte.
      El diseño gráfico nace del arte y por lo tanto de los artistas. Con el tiempo y su inclinación hacia lo comercial ha ido perdiendo parte de esa esencia artística, pero a mi modo de ver, al igual que tú, pienso que no somos artistas, pero si pienso que todo diseñador lleva dentro un espíritu artístico y esto en muchos casos acaba reflejándose en exposiciones y demás actividades alternativas al trabajo en si. Yo desde aquí animo a todos los diseñadores a que hagan una sesión de introspección y comprueben cuanto de arte hay en ellos.

    • Geazul de Müller

      Si en efecto no lo somos, es una idea errónea que en algún momento surge cuando empiezas a crear. Pero lo que pienso aquí hay que rescatar, es que el fundamento del arte va de la mano (o iba de la mano ) con el diseño en la aplicación manual e intelectual. Por eso entiendo que aquí se haga referencia con respecto al arte, pero no perdamos de vista el primordial punto que es el proceso del bocetaje.

      Es verdad, actualmente las cosas se aceleran, el tiempo para poder realizar un trabajo se reduce, etc. El boceto, como bien se justifica, es la clave de la creatividad, es el proceso donde realmente entra las habilidades del diseñador, cualquiera puede llegar a usar un software de diseño para hacer carteles, tarjetas, mil cosas. Pero la creatividad no se da en los medios tecnológicos, recordemos que son la herramienta, el lugar donde surge la creatividad es en el proceso preedición, es decir el bocetaje, además de que ayuda totalmente a tener una base de todo el desarrollo del trabajo, es el lugar donde se empieza a crear, que sin el claro que se vuelve nuestro trabajo muy técnico, es algo que no se pretende lograr como diseñador.

      La tecnología no tiene porqué sustituir ese proceso de bocetaje, al contrario, entre más cosas podamos crear a través de nuestra mente y no a través de las herramientas, el éxito de nuestro trabajo no se verá limitado en cuanto a innovación en el diseño se refiera, así explotar al máximo los medios tecnológicos para que llegue nuestra creación a su destino.

      • David Carreño Álvarez

        Totalmente de acuerdo!!!

  • Harold

    Realmente pienso que es importante hacer un boceto de nuestra composición, esto facilita el proceso de creación del trabajo final, pero lamentablemente de cada 10 diseñadores 9 dicen: “No se dibujar, entonces mejor comienzo y lo hago en la computadora”. Pero el no saber dibujar es solamente una excusa a mi parecer.

    Yo boceteo, pienso en las posibles posiciones de los elementos, y cada vez que hago esto mis clientes me dicen una de las palabras que mas amo: “Muy bien hecho, me has dejado sorprendido”. Por esto mis clientes han dejado el “para ayer” y es porque yo le he explicado porque le conviene y me ha dado resultado.

    • David Carreño Álvarez

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. El darse cuenta de eso era el objetivo de este post. Gracias por tu aportación Harold.

  • Lucas

    Hola David, encantado de leer tus artículos. Quisiera consultarte si conoces libros que hablen sobre este tema en particular, ya que me gustaría mucho tomar este problema actual para mi tesis final. Agradecería mucho tu consejo. Gracias!