el-pensamiento-creativo-parte-2-estudio-creativo

El Pensamiento creativo (parte II).

Hace unos meses publicamos un artículo donde exponíamos conceptos del enfoque creativo, El Pensamiento creativo (parte I). Hoy Retomamos el post y vamos a seguir desarrollando los conceptos que comprenden esta materia.

Tipos de mapas mentales.

La confección de mapas es una herramienta de gran utilidad para cualquier proceso de escritura, diseño o proceso de lluvia de ideas o, simplemente, como medio para pensar en algo. Podemos aproximarnos a este proceso de confección de mapas de dos formas básicas:

  • La confección automática de mapas, se basa en gran medida en la estrategia surrealista de la asociación libre espontánea, intentando evitar elecciones conscientes y permitiendo que las asociaciones fluyan libremente.
  • Confección deliberada de mapas, aunque no totalmente controlada, que se basa más en el crecimiento natural de las asociaciones, revelando la forma en que se organiza instintivamente nuestra propia mente o la forma en la que se realizan las asociaciones.

Podemos reorganizar o revisar nuestros mapas en función de nueva información, una vez alcanzado un mayor conocimiento del problema derivado de los primeros fundamentos o en base a algo que nos haya ocurrido mientras confeccionábamos el mapa. Podemos articular varias conexiones o ver vínculos entre los elementos del mapa.

El mapa mental resultante será una representación tangible de las asociaciones (que puede revelar un pensamiento o conducirnos a una idea). Luego podemos reorganizar los elementos para crear un nuevo principio (una palabra o imagen central), reordenar los sub-temas (elementos secundarios), los sub-sub-temas (elementos terciarios) y así, sucesivamente.

mapa-mental-estudio-creativo

Cómo crear un mapa mental

Hay software disponible para la creación de mapas con plantillas, bibliotecas de objetos, notas, etiquetas, herramientas para vínculos cruzados y mucho más.

Sin embargo, dado que la naturaleza del proceso de dibujo maximiza la espontaneidad de la confección de mapas, hacerlo a mano proporciona mejores resultados. Dibujar nuestro propio mapa es como aumentar la personalización y un flujo natural de pensamientos.

  • Coloque una hoja de papel extra-grande en posición apaisada.
  • En el centro de la página, el punto de partida, dibuje un elemento visual primario o escriba una palabra clave, tema o asunto.
  • Empiece por la palabra central o imagen, dibuje ramificaciones (use líneas, flechas o cualquier tipo de ramificación) en todas direcciones, creando tantas asociaciones como sea posible. (No sea sentencioso, solo escriba o dibuje libremente.)

Cada sub-tema debería ser una rama del tema central principal. Luego, cada sub-sub-tema o imagen debería ser una ramificación de dicho sub-tema y así, sucesivamente. Busque relaciones y genere ramificaciones en tantos elementos como le sea posible. Siéntase libre de repetir algunos elementos y/o de crear vínculos cruzados.

La confección espontánea de mapas se basa en la inconsciencia. Escriba o dibuje lo más rápido posible sin deliberar ni editar nada. Este tipo de creación de mapas promueve un pensamiento no lineal. Lo más interesante es que puede convertirse en un elemento o posibilidad inesperada que se convierta en una clave para la generación de la idea. (Siempre puede volver atrás más tarde para realizar los ajustes necesarios en el mapa.)

La creación deliberada de mapas requiere un pensamiento largo y detenido. Como complemento podemos considerar la toma de notas (escribir alguna nota explicatoria cerca de los elementos o ramas para que después, cuando volvamos a examinar el mapa, podamos recordar con más facilidad qué es lo que estábamos pensando exactamente).

Herramienta de presentación oral: Presentar el problema a alguien.

La mayoría de la gente sabe que escribir o esbozar algo puede conducir a una idea. Pero hablar sobre el problema de diseño también puede conducir a descubrimientos e ideas.

Esta herramienta se basa en dos premisas:

  1. Hablar sobre un problema puede revelar pistas (igual que hablar a un terapeuta que escucha más que habla, lo que sirve para oírnos a nosotros mismos).
  2. Tener que presentar o explicar el problema de diseño a alguien que no esté familiarizado con él, nos obligará a organizar y articular nuestros pensamientos, lo cual puede conducirnos a un mejor conocimiento del problema y, en definitiva, a un descubrimiento o idea.

Técnica de la herramienta de presentación oral.

  1. Busque un oyente complaciente. Esta persona no debería intentar ayudarle a resolver el problema ni hacer ningún comentario. Si no hay nadie disponible, utilice una grabadora. No necesita dotes de orador; sin embargo, tendrá que escuchar su disertación para buscar una posible clave para dar un descubrimiento.
  2. Primero, ofrezca una visión general del problema de diseño. Luego, explíquelo con mayor detalle. El oyente debería servir para que usted se centre en el problema, asintiendo con la cabeza para animarle a que siga hablando, pero sin realizar comentarios in interrumpir su flujo de pensamientos.
  3. Si el proceso todavía no le ha estimulado ningún descubrimiento que le sirva para desarrollar una idea, vaya al paso 4.
  4. Una vez que haya terminado su conferencia, el oyente será libre para plantearle preguntas (para clasificar algún punto o preguntas que hayan surgido en su cabeza referentes a lo que le hemos presentado). Si el oyente ha estado atento, puede tener alguna pregunta que nos ayude a centrar nuestros pensamientos. O pida al oyente que tome notas que luego podrá utilizar como puntos de partida.

Creatividad a través de la búsqueda de problemas.

En “El misterio Picasso” (una película documental de 1956 del director Henri Georges Cluzot y el cinematógrafo Claude Renoir), Picasso está pintando.

Mientras miramos a Picasso pintar, parece que su proceso es espontáneo (cada forma que pinta le lleva a otra nueva); no hay nada preconcebido. Su asociación de formas libres continúa. Cinco horas más tarde, Picasso declara que tendrá que descartar el lienzo.

“Ahora que he empezado a ver dónde me dirijo, creo que será mejor coger un lienzo nuevo y empezar otra vez.”

Picasso utilizaba el proceso de pintar para encontrar la inspiración y la dirección en la que quería encaminarse mientras pintaba; sin ninguna planificación, empezaba a pintar.

picasso-estudio-creativo

Como Picasso, los diseñadores pueden emplear esta técnica de búsqueda de problemas, donde el proceso de realizar bocetos o hacer marcas permite un pensamiento visual, permite realizar descubrimientos, permanecer abiertos a posibilidades durante el proceso de generación de los elementos visuales.


David Carreño
David Carreño
Responsable de las campañas publicitarias, interiorismo y marketing. Asesor creativo.